El Renacer

El renacer de su alma brotó,
Cuando vio sus ojos deshacerse
en una lágrima, su cuerpo temblar
cual mayor magnitud de un terremoto,
su razón y consciente tomados de la mano
y puestos en marcha del cuerpo, que no respondía
a ningún estimulo, si no solo al palpitar de su corazón
y a la separación de sus labios dejando escapar consigo
su alma aprisionada por la cordura.

Aunque pasó poco tiempo, fue una eternidad en un momento
y todos regresaron a su respectivo lugar, para tomar posición de sus acciones
Cerró su boca, respiro por su nariz y salió el veneno que azoto su cuerpo
Y es que todos regresaron, pero que pasó, uno no llegó, no regresó
y por la cordura quedar afuera, dijo lo que fuese mejor por necesidad no haber dicho.

Hoy la cordura toca a su cuerpo, desea volver,
pero ya esta habitado por la tristeza, la locura y la maldad.
Se dan un festín con las emociones de su cuerpo
haciendo irreconocible lo que nunca fue corrompido.

Entró atravesando la puerta con dos palos de madera
uno vertical muy grande y otro Horizontal más pequeño,
unido en casi uno de los extremos.
Hoy todo esta normal, pues renació de nuevo quien
se creyó perdido!

Autor: José Gerardo Carballo Sánchez

Anuncios

Acerca de geocarvalhoj

No es lo que se escribe, es aquello que sale y queda fuera lo llenadero.
Esta entrada fue publicada en Poesía y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s